viernes, 28 de junio de 2013

CRÓNICA DÍA 4: DE PETRA A ACUMUER.


Llegamos al cuarto día presentando un nuevo rincón del planeta maravilloso, Petra, un lugar escondido, misterioso y perdido de Jordania, que nos ayuda a hacer volar su imaginación y sirve de base para fomentar el espíritu aventurero y plantear el reto de salir del entorno seguro y totalmente controlado por nuestros chicos y chicas y trasladarnos hasta un lugar desconocido por muchos, Acumuer para los más pequeños, y el collado de San Antonio a 1300 metros de altura, para un grupito formado por los más mayores.


Es el contexto ideal para preparar las mochilas, calzarnos las botas, llenar las cantimploras y lanzarnos al camino para comprobar en el terreno, que dar un paso detrás de otro es la mejor forma de llegar al lugar que te propongas, y saborear tras el esfuerzo que las cosas son más gratificantes cuando cuestan un poquito.


Fotos excursión Acumuer AQUÍ

Algo cansados, pero muy satisfechos, profesores y alumnos, llegamos a Acumuer, tras aprender por el camino, que parar a observar plantas, animales, montañas y otros detalles con el ojo de explorador, te hacen saborear los paisajes del Pirineo mucho más.

Acumuer es otro lugar con encanto, con todavía su esencia de pueblo de montaña y con algunos de sus abuelos como habitantes, que nos dan la bienvenida y se les ilumina la cara al ver a tantos niños, que ocupan su plaza, su fuente, el porche de su iglesia y la sombra de sus árboles. Seguro que recuerdan la época cuando vivían muchos niños en el pueblo y jugaban en su plaza como los nuestros ahora.


Comida de picnic en el campo significa compartir y después jugar, sin balones, ni videojuegos, únicamente con tus amigos, con unos palos y unas pocas piedras, unas cuerdas o sobre todo, y esto es lo más importante, con mucha imaginación.

Tras el descanso, los mayores continúan su ruta hacia al collado. Se ven caras de incertidumbre, de preocupación, de asumir responsabilidades, de miedos y confianza, de espíritu aventurero, de ganas de conseguir el reto, de dormir bajo las estrellas y una luna preciosa que nos lleva iluminando toda la semana.

Respaldados por sus profesores para cruzar el río, que parece más frío que el día anterior, es el momento de continuar hacia delante el grupo definitivo que acampará en mitad de la montaña. Ninguno mira atrás, estamos seguros que lo van a conseguir.


La ascensión duro algo más de una hora por el GR 15, un recorrido que junto con el descenso forma una ruta circular que empieza y termina en Isín, dura 24 horas. Una ruta nueva que entre árboles, sendas y pistas, llega a la zona de acampada a la que llegan cansados, pero sobrados de fuerza y sobre todo satisfechos. Arriba ya tenían preparada la furgoneta de apoyo con las tiendas, los sacos, las mantas, el agua, la cena y el hornillo. Es el momento de montar el campamento, alimentarse, disfrutar y si es necesario acudir al waterpino.

Fotos de la acampada AQUÍ

Mientras tanto el resto del grupo se prepara para volver a Isín y deshacer el camino realizado por la mañana, darse un baño en la piscina, cenar tortilla de patata, pechugas y frutas. Después una velada de relajación chulísima que nos encantó a todos, dónde los niños se portaron fenomenal y consiguieron relajarse y expresar sus emociones. Un gran final para este día.


Fotos de la velada AQUÍ

Los del collado se fueron a dormir pronto y han llegado esta mañana mientras estábamos en los oficios como auténticos héroes. No queremos contaros más, el resto lo tendréis que descubrir con vuestros hij@s en vuestras casas.

2 comentarios:

  1. ¡Pero qué bonito! ¡esto si que es una auténtica velada! Ya nos contaréis los misterios de ésa noche. Besos a los chic@s de 3º y uno muy grande para Nicolás.

    ResponderEliminar
  2. Que excursión tan estupenda..... Y la acampada seguro que ha sido una experiencia inolvidable !!!
    Ana , muchas felicidades!!!!! Te deseamos un feliz día, que seguro lo será!!! Esta noche te llamamos .
    Muchos besos guapa y un abrazo para todos!!!

    ResponderEliminar

CONFIRMACIÓN DE SALIDA

Estimadas familias: Isín ya está casi casi recogido: las habitaciones sin sacos, sin calcetines por el suelo, sin toallas hechas una bo...